Realmente pueden marcar una gran diferencia

Miembros de la iglesia de Jesucristo de Puerto Rico, en el día Internacional de Servicio
Eduardo Gavarret

Me gustaría decirles que los héroes y las heroínas del presente están aquí. Son todos ustedes. Estoy seguro de que la fibra, el impulso necesario para marcar la diferencia y generar lo que se llama el poder de uno, el poder de actuar, el poder de alzar la voz, basado en el conocimiento del Evangelio, y así generar un cambio, está aquí; está dentro de ustedes.

¿No somos todos héroes de nuestra vida premortal? Todos nos opusimos a Lucifer y a su plan. Nacimos ganadores, y estamos en el equipo que ganará la batalla. Ahora, con el conocimiento que tenemos, debemos tomar la decisión de elevarnos por encima de nuestras propias debilidades y avanzar con nuestros ojos puestos en Aquel que nos salva.

Hermana pintando un espacio público durante el día internacional de Servicio en 2019. Miembros de la iglesia de Jesucristo embelleciendo un espacio público durante el día internacional de Servicio en 2019.

No elijan el camino de la mediocridad, que viene acompañado de la indiferencia y la apatía. Tomen la determinación de ser diferentes; ejerzan el poder que está en ustedes y marquen la diferencia.

Hay muchas causas nobles por las que luchar. Sean parte de aquellos que preparan el camino y marcan la diferencia. Recuerden, son ganadores y nacieron ganadores. Realmente pueden marcar una gran diferencia.

Elijan una causa noble para el Señor por la cual luchar, y apliquen su energía. Hay gente que ayudar, manos que levantar, rodillas debilitadas que fortalecer, presos que visitar y rescatar, hambrientos que alimentar, desnudos que vestir y enfermos que curar. Alcen la voz. Sean fieles a ustedes mismos y leales a su misión.

“Son la ‘esperanza de Sion’. Los cielos les vigilan y la tierra les está esperando”1.

Establezcan su convenio personal con Él, nuestro Salvador, y digan: “Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15). Y al hacerlo, también serán bendecidas otras personas.

 

 

 


De un mensaje en un devocional de la Universidad Brigham Young–Idaho, pronunciado el 16 de mayo de 2017: “Pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.