Miembros de la Iglesia expresan gratitud al realizar la indexación

Por Logan Jiménez

#YoTambiénIndexo Soy parte de una gran obra VIDEO

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a nivel mundial han sentido el Espíritu del Señor al escuchar y escudriñar las palabras de los profetas que refieren que Jesucristo murió y resucitó para vencer la muerte, además de hacer el sacrificio más grande, expiar por nuestros pecados.

Como muestra de amor, el Padre Celestial ofrendó a su primogénito con la misión de morir, resucitar y expiar los pecados de toda la humanidad. Es así como somos influenciados con Sus enseñanzas que están contempladas en el Plan de Felicidad o Plan de Salvación. 

La obra de redención de los muertos se fundamenta en el amor al prójimo. Esta labor podemos hacerla comenzando con la búsqueda de datos por nuestros antepasados. La obra vicaria, como la conocemos doctrinalmente, es una clave importante para lograr la meta del Salvador y de Su iglesia.  Muchos santos de los últimos días han expresado su satisfacción y experiencia acerca de una de las acciones que realizamos para poder llevar a cabo esa obra necesaria: la indexación.

image2

La hermana Melinda Torres de Puerto Rico dice que su experiencia ha sido satisfactoria, ya que pasa su tiempo haciendo “una obra de amor”, buscando datos de sus parientes, para luego llevar estos nombres al santo templo y poder hacer la obra de redención por sus familiares.  

“Puedo sentir el Espíritu bien fuerte y mucha paz al saber que estamos ayudando a los demás hijos e hijas del Padre Celestial. ¡Cuán maravilloso es trabajar y apoyar a tantas almas! Es hermoso indexar e invito a que nos enamoremos de esta gran obra del Señor. La misericordia de nuestro Padre Celestial nos ayudará a recibir las bendiciones que Él tiene para nosotros Sus hijos”, testifica la hermana Torres.

Asimismo, la hermana María Carrasco, también de Puerto Rico, expresa que durante años ha trabajado para avanzar su historia familiar. “Decidí indexar como participante de un maratón, animada por mis líderes del barrio. Aunque no me he topado con datos relacionados a mi familia, he sentido muy fuerte el Espíritu del Señor al completar los registros. En muchas ocasiones me he tenido que detener, sin poder avanzar por lo complicado del manuscrito, pero elevo una oración, pidiendo entendimiento con el único propósito de ayudar a alguien que está al otro lado del velo”.

IMAGE

La hermana Eliana Reyes Noboa de República Dominicana dice que “al realizar esta gran obra con diligencia en este lado de la viña, brindamos la oportunidad a muchas familias de poder encontrar los nombres de seres queridos y realizar las ordenanzas que les permitirán estar unidos por toda la eternidad”.

Esther Armoogam de Trinidad y Tobago cuenta su experiencia: “Gracias a la extensa red de Family Search con otros medios, pude conectarme con parientes en el Reino Unido, los EE. UU., en todo el Caribe y aquí mismo en mi país. Para mi sorpresa, debido a que publiqué algunos hallazgos familiares en las redes sociales, el padre de un niño a quien enseño en la escuela primaria me hizo saber que, de hecho, compartimos un antepasado común.”

Continúa la hermana Armoogam: “Esta nueva conexión entre alumno y maestra hizo maravillas en el rendimiento académico de mi pequeño pariente recién descubierto. ¡Y sigue siendo uno de mis mejores estudiantes hoy!”

La Primera Presidencia ha dicho: “Se insta a los miembros a que participen en la indexación, la cual es de suma importancia para la historia familiar y la obra del templo”. Los miembros de la Iglesia alrededor del mundo están respondiendo a este consejo y recibiendo bendiciones maravillosas.

image4

#YoTambiénIndexo – Soy parte de una gran obra

Durante el mes de junio de 2021 en el Área del Caribe, se llevará a cabo la campaña #YoTambiénIndexo. La propuesta consiste en inspirar a nuevos voluntarios a través de historias, experiencias y mensajes donde los nombres que indexamos cobren vida. Este esfuerzo se propone brindar una experiencia con la obra de redención de los muertos al incrementar el número de personas involucradas con la labor de indexación.

El mensaje es: #YoTambiénIndexo Soy parte de una gran obra. La idea es que los miembros puedan ver que lo que hacemos en el templo comienza con indexar registros y que lo hacemos en favor de personas reales, logrando con ello recoger a Israel en ambos lados del velo.