Cinco acciones para la Conferencia General

Familia

La conferencia general para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días representa más que sólo una reunión dominical, es una ocasión en la que nos reunimos con un espíritu de oración para recibir respuestas divinas a nuestras preguntas. Aquí están cinco acciones que te ayudarán a tener una experiencia más significativa.

1. Identifica tus desafíos y escribe preguntas específicas sobre ellos

Las preguntas que surgen cuando nos enfrentamos a situaciones en las que no estamos seguros qué decisión tomar, siempre tienen una respuesta y el Padre está dispuesto a dárnosla. La conferencia general es una oportunidad perfecta para resolver todas estas dudas. Realiza tus preguntas en oración al Padre y presta atención para que puedas recibir respuestas específicas. 

Joven orando en su cuarto

2. Realizar un ayuno te puede proporcionar un espíritu de reverencia

Al ayunar, nuestra mente y corazón se vuelven más receptivos a las impresiones del Espíritu. Si te encuentras en armonía con el Espíritu, cada mensaje tendrá grandes destellos de luz que harán vibrar tu corazón porque has encontrado la respuesta que buscabas y habrá gozo dentro de ti.

3. Visualiza lo que la conferencia general significa para ti

Cada día toma algunos minutos para pensar profundamente en Nuestro Padre Celestial y asocia a cada uno de nuestros líderes como Sus mensajeros. Visualiza completamente que ellos estarán ahí diciéndote lo que el Padre quiere comunicarte. Ten la seguridad de que cada palabra está dirigida específicamente a ti.

Primera Presidencia

4. Ofrece un corazón sincero y bien dispuesto

Es muy importante recordar que no sólo se trata de pedir respuestas, sino de preguntar al Señor de qué manera puedes servirle y ayudar en Su obra. Al recibir inspiración sobre lo que debes hacer y actuar, también puedes obtener bendiciones.

5. Invita a otros a escuchar y recibir grandes bendiciones

Así como tu enfrentas desafíos y momentos difíciles, otras personas a tu alrededor también tiene desafíos, así que no dudes en compartirles que la conferencia general es una oportunidad para obtener respuestas directamente del Padre. Invítalos a ver la conferencia contigo y disfruten las palabras de las autoridades generales de la Iglesia.