Cuando lo recordamos juntos, la semana es más santa

Imagen Campaña Semana Santa

La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Mateo 21

Una de las primeras cosas que Jesus hizo al entrar en Jerusalén fue ir al templo, a la casa de Su padre.  Mateo 21: 12-13

Jesus enseña a las personas en Jerusalén. Mateo 21- 26

Jesús lava los piés de Sus discípulos, Instituye la Santa Cena y les da el mandamiento de amarse los unos a los otros. Mateo 26

En el Jardín de Getsemaní, el Salvador se arrodilló y oró, y Su agonía por los pecados del mundo hizo que “temblara a causa del dolor y sangrara por cada poro y padeciera, tanto en el cuerpo como en el espíritu”.  Mateo 26:36–56;

Después de un juicio ilegal y de una flagelación cruel, Jesucristo permitió que lo crucificaran, llevando a término el “gran y postrer sacrificio” que hizo posible la salvación para todos los hijos de Dios.  Mateo 27

Los líderes judíos conspiran con Pilato para vigilar el sepulcro de Jesús.  Mateo 27: 57-66  (sábado)

Tumba vacía Mateo 28: 1-8  (domingo)

Al amanecer del domingo, María Magdalena y otras mujeres fieles llegaron al sepulcro para ungir una vez más el cuerpo de Jesús; encontraron que se había removido la piedra del sepulcro y a dos ángeles que declararon buenas nuevas: “No está aquí, porque ha resucitado” (Mateo 28:6)