Actividades para niños

Image

Cada seis meses los miembros de la Iglesia esperan ansiosos, recibir instrucciones especiales por medio de las palabras de las autoridades generales de la Iglesia, sin embargo; para los niños el prestar atención a los discursantes puede ser un desafío. Preguntas tales como: ¿Cuánto tiempo falta para que termine?, ¿Este es el himno final?, ¿Puedo ir al baño?, ¿Puedo comer?,  son comunes en cualquier familia santos de los últimos días que tenga niños.

Es por esto, por lo que les invitamos a no desanimarse y entender, que para los niños dependiendo de su edad, es difícil concentrarse por largos períodos de tiempo; por lo que escuchar discursos por 2 horas no es tarea fácil para ellos. La Iglesia sabe de este desafío y es por esto, por lo que ha creado materiales que los padres pueden utilizar, para que esta experiencia sea significativa para todos los miembros de la familia.

En la página lds.org están disponibles materiales que pueden imprimir, con actividades que mantendrán a los niños participando de la conferencia de una forma que es placentera para ellos.

Para encontrar estos materiales, debes dar los siguientes pasos:

  1. Ir a la página lds.org
  2. Seleccionar tu idioma
  3. Ir a la sesión llamada “Conferencia General”
  4. Al pie de la página encontrarás la opción “Recursos Adicionales”. En esta opción encontrarás el enlace “Actividades para niños

Adicional, si cuentas con teléfono inteligente o tableta, puedes descargar una variedad de aplicaciones con juegos del evangelio, tales como: rompecabezas, búsqueda de tesoro, memoria, libros para colorear, entre otros. Puedes buscarlas en el AppStore o en el PlayStore según sea el caso, como: “lds tools” o “lds activities” y elegir las más adecuadas de acuerdo con la edad del niño; en muchas de ellas encontrarás la opción para elegir el idioma.

Ver la Conferencia General puede convertirse en una tradición familiar agradable, así como también en una maravillosa oportunidad de predicar el evangelio a otros. Ya sea que veas la conferencia en tu hogar o en la capilla, puedes hacer muchas cosas para preparar el canal, para recibir revelación durante cada sesión.


“Enseñar a nuestros hijos a comprender es más que sólo impartir información. Es ayudar a nuestros hijos a que la doctrina penetre su corazón”.

—Cheryl A. Esplin